1) Biblia Católica N-C

Juan 1:1,3

Al principio era el Verbo, y el Verbo estaba en Dios, y el Verbo era Dios. Todas las cosas fueron hechas por EL, y sin El no se hizo nada de cuanto ha sido hecho.

Romanos 9:5b

… Dios bendito por los siglos, amén.

Colosenses 1:16

porque en El fueron creadas todas las cosas del cielo y de la tierra, las visibles y las invisibles, los tronos, las dominaciones, los principados, las potestades; todo fue creado por El y para El.’

Romanos 5:12

Así, pues, como por un hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Santiago 1:15

Luego la concupiscencia, cuando ha concebido, pare el pecado, y el pecado, una vez consumado, engendra la muerte.

Juan 1:14a

Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros

1a Pedro 2:22

El, en quien no hubo pecado y en cuya boca no se halló engaño,

Mateo 1:21 al 23

Dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús, porque salvará a su pueblo de sus pecados. Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que el Señor había anunciado por el profeta que dice: “He aquí que la virgen concebirá y parirá un hijo, Y le pondrá por nombre Emmanuel, Que quiere decir “Dios con nosotros.”

Hebreos 2:14-15

Pues como los hijos participan en la sangre y en la carne, de igual manera El participó de las mismas, para destruir por la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a aquellos que por el temor de la muerte estaban toda la vida sujetos a servidumbre.

Colosenses 1:13-14

el cual nos libró del poder de las tinieblas y nos trasladó al reino del Hijo de su amor, en quien tenemos la redención y la remisión de los pecados.

Juan 1:29b

He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

Romanos 5:8-9

pero Dios probó su amor hacia nosotros en que, siendo pecadores, murió Cristo por nosotros. Con mayor razón, pues, justificados ahora por su sangre, seremos por El salvos de la ira;’

Mateo 28:5-6

El ángel, dirigiéndose a las mujeres, dijo: No temáis vosotras, pues sé que buscáis a Jesús el crucificado. No está aquí, ha resucitado, según lo había dicho. Venid y ved el sitio donde fue puesto

Apocalipsis 1:18

No temas, yo soy el primero y el último, el viviente, que fui muerto y ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del infierno.

Juan 11:25

Díjole Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque muera vivirá;’

Romanos 6:9

pues sabemos que Cristo, resucitado de entre los muertos, ya no muere, la muerte no tiene ya dominio sobre El.

Romanos 10:9

Porque si confesares con tu boca a Jesús como Señor y creyeres en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo.

Mayo 18, 2022   Los comentarios están deshabilitados en 1) Biblia Católica N-C

2) Biblia Católica N-C

1a Juan 1:9

Si confesamos nuestros pecados, fiel y justo es El para perdonarnos y limpiarnos de toda iniquidad.

Hebreos 7 :25

Por donde puede también salvar perfectamente a los que por El se acercan a Dios, siempre viviente para interceder por ellos

Juan 3:16

Porque tanto amó Dios al mundo, que le dio su unigénito Hijo, para que todo el que crea en El no perezca, sino que tenga la vida eterna;’

1a Juan 1:7

Pero si andamos en la luz, como El está en la luz, entonces estamos en comunión unos con otros y la sangre de Jesús, su Hijo, nos purifica de todo pecado.

Efesios 2:8-9

Pues de gracia habéis sido salvados por la fe, y esto no os viene de vosotros, es don de Dios;’ no viene de las obras, para que nadie se gloríe;’

N-C significa Nacar Colunga

www.mesias.net/evangelio

Mayo 18, 2022   Sin Comentarios

El Hombre dócil

El Señor me abrió el oído, y yo no fui rebelde. Isaías 50:5

El ser humano está marcado por la obstinación. Pocos meses después de su nacimiento ya se manifiesta la rebeldía. No es por la influencia del ambiente que nos volvemos así; este corazón duro es parte de nuestra naturaleza, y esa naturaleza no mejora ni siquiera en el entorno más favorable: “En tierra de rectitud hará iniquidad” (Isaías 26:10). Por eso, durante el milenio de justicia y paz que Dios establecerá sobre la tierra, el Señor tendrá que reinar con vara de hierro (Salmo 2:8-9); sus enemigos se someterán a él porque no tendrán alternativa (Salmo 66:3), y aun así se levantarán finalmente en rebelión contra Dios (Apocalipsis 20:7-9).

El hombre es incorregible. Del pueblo especial que Dios eligió para sí, él tuvo que decir: “Pusieron su corazón como diamante, para no oír” (Zacarías 7:12). Y así somos todos por naturaleza: nos aferramos a nuestra propia voluntad, para no aceptar la de Dios.

Pero hubo un hombre totalmente distinto: Jesús, quien dijo: “He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38). ¡Qué satisfacción para Dios, encontrar por fin un hombre dispuesto a oír! “Has abierto mis oídos… el hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu ley está en medio de mi corazón” (Salmo 40:6-8).

Al final de su servicio, el Señor Jesús oró a su Padre: “Si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad” (Mateo 26:42). Esta es la actitud que Dios aprecia: “El obedecer es mejor que los sacrificios”, la obstinación es como idolatría (1 Samuel 15:22-23).

Cristo, como Hombre en esta tierra, “por lo que padeció aprendió la obediencia; y… vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen” (Hebreos 5:8-9).

Isaías 63-64 – Marcos 12:28-44 – Salmo 58:1-5 – Proverbios 15:17-18© Editorial La Buena Semilla, 1166 PERROY (Suiza)
ediciones-biblicas.ch – labuena@semilla.ch

Mayo 15, 2022   Los comentarios están deshabilitados en El Hombre dócil

ViE

Febrero 13, 2022   Sin Comentarios

Lea el nuevo testamento

Febrero 13, 2022   Sin Comentarios

Ateo

Salmo 14 y Romanos 3 La Biblia

Febrero 13, 2022   Los comentarios están deshabilitados en Ateo