Usted no le molesta (1)

Un niño tenía que pedirle algo a su papá, un hombre de negocios muy ocupado. Pero este estaba en una reunión importante firmando un nuevo contrato. El niño pasó todas las puertas y en la última fue detenido por la secretaria: «¡Prohibido entrar! ¡No quiere ser molestado!». –«¡Yo nunca molesto a mi papá!», respondió el niño, franqueando la última barrera.

A menudo tenemos la impresión de molestar a Dios. ¿Podemos molestar a nuestro Padre?

Cuando Jairo se postró a los pies del Señor Jesús, en medio de la multitud, y le suplicó que fuera a sanar a su hija moribunda, Jesús lo siguió. Cuando le anunciaron la terrible noticia de la muerte de su hija, y le dijeron: “No molestes más al Maestro”, Jesús respondió enseguida: “No temas; cree solamente, y será salva” (Lucas 8:49-50).

Cuando los discípulos dijeron: “Despide a la multitud”, que tiene hambre, Jesús respondió: “Dadles vosotros de comer” (Mateo 14:15-16).

0 comments

There are no comments yet...

Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment