Cada

vez que tú miras la pornografía cometes inmoralidades en tu corazón.

La Biblia te dice: Cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón (Mateo 5.28). Y los que cometen inmoralidades van al infierno.

La Biblia te lo asegura: Los fornicarios (…) tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre (Apocalipsis 21.8).

La pornografía no sólo te destruye a ti cuando la miras; también destruye a las mujeres que se prestan para exhibirse. ¿Buscas tú el bien de la mujer? Entonces no podrás apoyar la destrucción de la mujer, mirando la pornografía.

La Biblia dice: El amor no hace mal al prójimo (Romanos 9.10).

Amigo, Dios te ama. Por eso te manda a que dejes de mirar la pornografía. Él te invita a arrepentirte de tu obscenidad. Él te perdonará y te limpiará por medio de la sangre de Cristo. La voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de la fornicación” (1 Tesalonicenses 4.3). Únicamente de esa manera tú podrás evitar el lugar que tienes reservado en el infierno

0 comments

There are no comments yet...

Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment